En  un campamento de verano conocí a un niño que estuvo en coma pero que  podía flotar por la habitación del hospital. Acabó en coma porque un día  un tío suyo se volvió loco, cogió una escopeta y le disparó a él, a su  padre y luego se voló la cabeza en el salón de la casa.

Mi  amigo estuvo en coma varias semanas pero me contó que se la pasó  flotando y viendo todo lo que sucedía. Me dijo que podía ver su propio  cuerpo dormido en la cama y cómo su madre le cogía la mano y se ponía a  llorar y cómo la gente venía a visitarlo.

Yo  no le creía al principio porque a esa edad, creo que catorce teníamos,  la gente se inventa cosas con tal de parecer importante. Pero es que  cuanto más le preguntaba más me encajaba todo.

Me  contó que un día su madre le trajo regalos y los puso en un cajón y que  cuando se despertó del coma dijo: — Mamá, dame los regalos que están en  el segundo cajón. — Y la madre se quedó congelada del susto y llamó al  médico.

Otro  día me enseñó un recorte de periódico de lo que había pasado. Era la  noticia de lo de su tío que les había disparado. En la foto salia el  salón de su casa con todo roto y unos policías de pie. Por Cádiz creo  que fue.

Lo  que me hacía dudar era cómo contaba lo de su tío. Estábamos comiendo  por ejemplo y si alguien le pedía que lo contase de nuevo, dejaba de  comer y se ponía de pie a hacer toda la escena. Cómo le exploto la  cabeza, cómo la sangre llenó toda la pared y cómo cayó el cuerpo al  suelo muerto. Lo contaba con entusiasmo, como alguien que te cuenta una  película, no como si fuera real. Y eso era super sospechoso porque yo  creo que si ves eso te traumatiza pero no veía yo signos de eso.

A  mi lo que me interesaba en realidad era lo de flotar. El campamento  solo duraba quince dias así que tenia tiempo limitado para hacerle  preguntas. Por la noche me ponia a pensar y luego por la mañana  mientras nos ponian a ordeñar la vaca y esas mierdas le preguntaba.

—  ¿Cómo flotabas? ¿Tenías que hacer algún esfuerzo? — Dijo que no tenía  que hacer nada, que flotaba solo y que estaba casi tocando el techo y si  intentaba bajar volvía a subir de nuevo como un globo. — ¿Tenias  hambre? ¿Sentías frio o calor? — Dijo que no. Que ni le vino a la cabeza  el tener que comer y que sintió todo el rato la misma temperatura. — ¿Y  ropa? ¿Llevabas vaqueros, bermudas o la misma ropa que llevaba tu  cuerpo en el hospital?. Con esa se quedó dudando un rato. Dijo que no se  miró la ropa y que pensándolo bien creía que no se había visto las  manos ni las piernas tampoco.

Le  hice mil preguntas mas como ¿Que hacías todo el día? ¿Tenias que  dormir? Me dijo que estuvo en coma como tres semanas pero que se le pasó  rápido. Como si hubieran sido tres dias o así. Que no dormía y para  divertirse por la noche sobre todo se ponía a moverse más por el techo.  Que al principio le costaba, que perdía el control y se ponía a rotar y  tenía que hacer mucho esfuerzo para moverse pero que luego le pillo el  truco. El truco era pensar con tranquilidad hacia donde querías moverte y  el cuerpo lo hacía. También me dijo que una vez intento salir hasta el  pasillo del hospital pero algo como elástico tiró hacia atrás de él. Eso  sí que me interesó.

Y  un día su cuerpo empezó a bajar desde el techo y se fundió con el  cuerpo en la cama del hospital. Me dijo que fue como automático. Cuando  se despertó del coma le contó a todo el mundo que había estado flotando y  que sabía quién había venido a visitarlo. Como no le creían les dio  detalles como la ropa que llevaban puesta y cosas así. El médico dijo  que eso pasaba a veces en algunos pacientes pero que no tenía  explicación. Y que por el trauma de ver a su tío morir y lo que eso  podía causar era mejor que cambiase de ambiente y por eso lo mandaron al  campamento.

Al  principio no me creía ni una palabra pero es que con los detalles que  daba no se. Aparte yo lo notaba raro. Si traían los bocadillos de  Nocilla para la merienda no iba corriendo ahí histérico como los demás.  Se ponía el último y le daba igual. Y si luego nos hacían sentarnos a  todos en grupo para explicar algún juego, él se sentaba solo en unos  escalones sin importarle mucho. Yo lo estudiaba de lejos. ¿Sería así ya  de antes o lo del coma le había marcado? Es que su padre había muerto,  su madre no paraba de llorar y su tio se habia volado la cabeza. Y  encima él había estado flotando y el medico decia que no tenía  explicación, que era mejor que dejase de pensar en todo eso y se  centrase en pasárselo bien.

Después  de dos semanas terminó el campamento, se fue y no lo vi nunca más. Lo  que me intriga es si ahora ya de mayor y eso, con su vida y su trabajo y  sus cosas. ¿Qué habrá elegido pensar? ¿Que lo de flotar era mentira  porque en el mundo esas cosas no pueden pasar?. O que el cuerpo es algo  separado de las personas, que nadie sabe nada y que hay un mundo  desconocido que hay que estudiar.

Me gustaría hacerle esa pregunta.